Historia. Me llamo Sergi Bohigas, crecí en Girona con mi familia, donde pasé una infancia feliz. Sin embargo, entre mis recuerdos, hay uno que ha condicionado mi vida personal y profesional. Mis hermanos y yo teníamos un amigo del barrio con el que solíamos jugar a menudo. Una tarde como cualquier otra, un coche lo atropelló ante nuestros ojos. Murió poco después en la ambulancia de camino al hospital y recuerdo que los médicos nos dijeron que, si hubiera sobrevivido, hubiera sido con una lesión medular alta. Después empecé a imaginar cómo hubiera sido seguir jugando con él, que habría necesitado para alcanzarme, esquivarme, escapar, ganarme en las carreras, y esta fantasía me acompañó durante mucho tiempo.

Estudié Diseño Industrial y me atrapó la ergonomía, iniciando mi carrera profesional de más de 15 años en el sector de las ayudas técnicas, en el seno de una empresa de referencia hasta llegar a tener la propia en la que se distribuían productos de referencia del mercado. Estaba muy agradecido por toda la experiencia y conocimientos adquiridos pero no estaba satisfecho: el propósito inicial se había desvanecido en favor del negocio. Sentía la necesidad de ayudar y de crear un producto desde cero, con mis propias manos.

Me dediqué a investigar y busqué otros profesionales para ampliar conocimientos. Así fue como conocí a Mike Box. En unas pocas semanas ya estaba en Texas, donde trabajé con Mike y aprendí su delicado trabajo sobre el terreno. Luego volví e inicié mi propio proyecto creando Loothier.

¿Por qué "LOOTHIER"? Soy guitarrista y durante muchos años he tocado en un grupo de rock. Un "luthier" es un artesano que fabrica y repara instrumentos musicales de cuerda con mucha presición. Me fascina  el concepto, pero debía darle mi propia identidad. Fue entonces cuando mi esposa me propuso: “¿Por qué no combinas tus pasiones para comunicar algo nuevo? ¡Pon dos O en lugar de la U, simbolizarán las ruedas!”. 

Leer más...